La Boca

Terminaba el S XIX cuando una de las migraciones humanas más grandes de la Historia desembarcó en este lugar a lo largo de dos décadas. Italianos, Españoles, Turcos, Sirio-Libaneses, Griegos, Franceses, entre otros, llegaban a trabajar el campo en busca del sueño de vivir en paz y sin hambre. Este era para la Europa famélica, el Granero del Mundo y la Tierra Prometida. Para la gran mayoría de esos cuatro millones de inmigrantes, la promesa, luego de arduos sacrificios, se cumplió. Ellos devolvieron la misma moneda: Modificaron la cultura, multiplicaron el tamaño de la Ciudad y del comercio, enriquecieron los campos, trajeron el reclamo de leyes sociales, y contribuyeron a la creación del Tango y la Milonga. La inmigración del ochenta cambió para siempre a la Argentina, dicen que los chinos vienen de China, los alemanes de Alemania y los ingleses de Inglaterra, pero los argentinos vienen de los barcos, y esos barcos, amarraron en La Boca. Enterate más en el Tour histórico

 

Aquellos inmigrantes pobres que inventaron el tango bailando en la espera del burdel, también aportaron una construcción barata, de chapas y madera, fácil de montar y transportar. Pintaban sus casitas humildes y apiñadas unas contra otras, como para darse la fuerza de mantenerse en pie, con el sobrante de pintura de los barcos: ocres, grises, verdes apagados, algún rojo.

 

Fue Benito Quinquela Martín quien en el S XX, fascinado por la magia portuaria renunció a París e instaló aquí su atellier, para iluminar la vida del barrio y sus habitantes. Los pobladores respetuosos de su investidura artística, su magia colorida y el amor que mostraba por el barrio, lo consultaban acerca de cómo pintar sus casas. El les coloreaba la foto en blanco y negro que le llevaban, así nacieron los colores en la Boca.

Así también nació Caminito, un espacio escenográfico en el que Cecilio Madanes (otro grande del arte) hizo más de 2500 representaciones.

Quinquela lo pensó como una obra de arte contemporáneo y convenció a todos sus habitantes de llenarlo de color. El antiguo corredor ferroviario recibió el homenaje de llamarse como un Tango, Caminito. Vive el Tango y el Arte con un Tour de Arte

Nacía una leyenda que mezcla la intervención artística con el color y la alegría de la vida, un lugar show donde es dificil distinguir la realidad cotidiana de la fantasía turística. Los actores hacen de sí mismos día a día, ofreciendo la fascinación innata que tienen por ser ellos mismos y vestirse de Tango.

El Estadio de Boca es la mística de un barrio que ya formó tres Repúblicas (sí, tres Repúblicas de La Boca, la Primera República, independentista revolucionaria, capaz de envíarle telegramas a Humberto I para que la anexe a sus dominios, la Segunda República, artística y demente, entregando la Sagrada Orden del Tornillo a los artistas a los que “les faltaba uno”, la tercera, restauradora y protectora del valor histórico).

Los colores de Boca Juniors provienen de la indecisión: Nadie se ponía de acuerdo acerca del color del Club, así que adoptaron el color de la bandera del primer barco que entrara a puerto: Y fue de Suecia.

La Bombonera, estrecha, obligada a subir a los cielos, es una tremenda caja de resonancia, donde la tierra vibra Boca cuando juega, y es definida por encuesta cuantitativa mundial, la experiencia deportiva más emocionante en la faz de la tierra cuando Boca enfrenta a su archi-rival y emigrante del Barrio: River Plate. ¿Te gustó lo que te conté? ¡Y no te imaginas todo lo que me guardé para contarte en persona! ¿Vamos a la Boca?

Reserve ahora su tour personal
Regresar a
Inicio
Ir a la
Siguiente Página
Saber más
Acerca de mí
Recomendar este sitio
Testimoniales
Importante: Este es un sitio muy completo y muy útil, no se pierda nada, utilice el
MAPA DEL SITIO

$(document).foundation(); $(document).ready(function(){ /*##################### CHEQUEADOR DE ALINEACION DE MENU #########################*/ if(window.innerWidth > 768){ alinearMenu(); } });